Frente a la emergencia de la ola invernal y el paso de huracanes, afectando a gran parte de la población del territorio nacional, los obispos mediante un comunicado, han expresado su fraterna cercanía con quienes están padeciendo por estos desastres naturales, a la vez que hicieron un llamado a la solidaridad de los colombianos para que se unan al clamor de tantos afectados.

«Los obispos católicos de Colombia expresamos nuestra fraterna cercanía a todas las personas que están sufriendo por los desastres que han causado la ola invernal y los huracanes a lo largo y ancho del país. Tenemos especialmente presentes las comunidades hasta ahora más afectadas, en el territorio de las Arquidiócesis de Cartagena y Santa Fe de Antioquia, de las Diócesis de Quibdó y de Istmina – Tadó, y del Vicariato Apostólico de San Andrés y Providencia», aseguró el secretario general de la Conferencia Episcopal, monseñor Elkin Álvarez.

Al implorar por el eterno descanso de los fallecidos y el consuelo de sus familias, también se unieron para pedir por la pronta recuperación de los heridos y de quienes lo han perdido todo.

Publicidad

La Conferencia Episcopal de Colombia (CEC), a través del Secretariado Nacional de Pastoral Social (SNPS), ha iniciado desde ya acciones humanitarias para la atención de estas emergencias; así como lo están realizando los Bancos de Alimentos de las diversas jurisdicciones eclesiásticas.