A propósito del anuncio hecho por Martha Liria Sepúlveda, a quien el próximo 10 de octubre le aplicarán, por decisión propia, la eutanasia activa, la Conferencia Episcopal de Colombia, a través de monseñor Francisco Antonio Ceballos Escobar, presidente de la Comisión Episcopal de Promoción y Defensa de la Vida, le ha enviado un mensaje para que reflexione sobre la decisión.

“Martha, la invito a reflexionar serenamente sobre su decisión; ojalá, si las circunstancias se lo permiten, lejos del acoso de los medios de comunicación que no han dudado en tomar su dolor y el de su familia, para hacer una suerte de propaganda de la eutanasia, en un país profundamente marcado por la violencia”, indicó Ceballos.

 

Quizás le interese: Gobierno expide decreto que reglamenta las 16 curules de paz

 

El también obispo de Riohacha, en la misiva observa que ante las convicciones cristianas, “la muerte no puede ser la respuesta terapéutica al dolor y al sufrimiento en ningún caso. La muerte propiciada mediante el suicidio asistido o la eutanasia no resulta compatible con nuestra interpretación de la dignidad de la vida humana, como sí lo es la utilización de los cuidados paliativos”.

Martha Liria Sepúlveda Campo es una madre de 51 años de Medellín, padece de Esclerosis Lateral Amiotrófica (ELA), esta es una enfermedad de las neuronas en el cerebro, el tronco cerebral y la médula espinal que controlan el movimiento de los músculos voluntarios, que afecta a 5 personas de cada 100 mil en el mundo.