En un comunicado oficial de la Conferencia Episcopal de Colombia sobre la reforma tributaria propuesta por el Gobierno nacional, los obispos del país plantean que debe haber un diálogo que tenga en cuenta los factores apremiantes de pobreza que están afectando a los más necesitados para expedir normas que los favorezcan.

“Es imperativo que, en este momento tan complejo en todos los niveles de la vida del país, se tome conciencia de la gravedad de los problemas que afrontamos, sobre todo de las implicaciones que tendrían las reformas planteadas para los sectores más pobres y vulnerables, en medio de una profunda crisis sanitaria, económica y social”, dice la comunicación de la Conferencia Episcopal.

Publicidad

 

Le puede interesar: Este viernes comienza la vacunación contra el COVID-19 para mayores de 60 años

 

Recordando al Papa Francisco, los obispos dicen que “es apremiante acercarse a la realidad que estamos viviendo y suscitar un diálogo amplio sobre los puntos de la reforma, para que ésta pueda responder positivamente a situaciones como el desempleo y el subempleo, la falta de recursos básicos para la subsistencia, las limitaciones de los servicios de salud, la pobreza cada vez más generalizada, la inequidad social y la marginación de tantos colombianos”,

Además, afirman que hay que pensar en los obreros, en los campesinos, en los indígenas y afrocolombianos, en los jóvenes, en las familias, en los estudiantes y docentes “en quienes sufren las consecuencias de la violencia que se ha recrudecido en casi todo el territorio nacional”.

El pronunciamiento de los obispos del país se da justo un día después de las multitudinarias manifestaciones públicas contra la reforma tributaria, realizadas dentro de los eventos del paro nacional del 28 de abril.

 

Vea también: Por delicada situación de orden público suspenden envío de vacunas contra el COVID-19 al Valle