Así lo acaban de subrayar los obispos del país mediante un comunicado suscrito por la Conferencia Episcopal Colombiana.

“La Iglesia Católica hace un llamado a las autoridades del país para que, siendo consecuentes con el valor inviolable de la vida humana, conforme lo consagra la Constitución colombiana (art. 11), las decisiones que se tomen estén encaminadas a su protección, defensa y cuidado y no a su destrucción”, indicó la misiva.

De igual manera, añadieron que “Como sociedad estamos llamados a recibir la vida y a conservarla con gratitud; a elegir, en toda circunstancia, los medios necesarios humanos, científicos y espirituales para rodearla de sentido y valor”.

Acá el comunicado