Para poder celebrar actos religiosos como misas o cultos, las iglesias del país, indistintamente del credo que profesen, comenzaron a adoptar medidas especiales de sanidad, ordenadas por el Gobierno nacional en su campaña de prevención de la pandemia de coronavirus.

Iglesias de gran afluencia de público como las católicas del Divino Niño del 20 de Julio y San Alfonso María de Ligorio, lo mismo que la evangélica En Su Presencia, implementaron diferentes medidas de sanidad en acatamiento a una directriz entregada por los Ministerios del Interior y Salud a los principales representantes de las principales congregaciones en Colombia, en reunión realizada en las últimas horas.

Estas son algunas de las medidas:

  • Desinfección, antes y después, de los sitios de ceremonias
  • Puestos de control e higiene con tapabocas, guantes, gel desinfectante, jabón.
  • Identificación de feligreses con posibles síntomas para su inmediato aislamiento y atención médica.
  • Proveer suficiente ventilación en los templos
  • Mayor número de misas o cultos para evitar masiva presencia de público