La laguna de Suesca en Cundinamarca, ubicada a menos de 70 kilómetros de Bogotá, está agonizando. Un equipo de NotiCentro 1 CM& evidenció el dramático estado del lugar.

Las imágenes aéreas captadas este jueves dejan en evidencia lo que pareciera el fin de la majestuosa laguna.

Vea también: 421 líderes sociales han sido asesinados tras la firma del acuerdo de paz, según informe oficial de la Fiscalía

Dónde los muiscas rendían culto a la fertilidad, al agua y a la vida, solo queda lodo.

De cómo lucia la laguna en 2019, hoy ya no queda ni la mitad.

La Corporación Autónoma Regional (CAR) asegura que esto se debe a un problema climático.

Sin embargo, en el lugar se denuncia la no presencia de la entidad.

Un desierto que nadie quiere visitar, acampar o navegar. Este lugar ya no es un plan para los turistas.

La flora, la fauna y el líquido vital que adornaban este paisaje, quedarán como recuerdo.

Publicidad