La Justicia Especial para la paz aclaró que la responsabilidad de la extradición a Colombia de Salvatore Mancuso recae exclusivamente sobre la justicia ordinaria.

En carta enviada al fiscal General de la Nación, Francisco Barbosa, la presidenta de la Justicia Especial para la Paz, Patricia Linares, le pidió claridad sobre los hechos que rodean el accidentado trámite de extradición a Colombia del paramilitar Salvatore Mancuso Gómez.

La magistrada Linares manifestó su preocupación por una versión que recibió de José Miguel Vivanco, director de Human Right Watch, quien señala que la “una de las razones para que no haya prosperado la extradición es porque la Fiscalía considera que no es posible presentar una solicitud de extradición respecto de un indiciado que tramita una solicitud de sometimiento ante la JEP”.

Según la presidenta de la JEP, ninguna de las acciones de esa jurisdicción “puede interponerse o entorpecer” la extradición de Mancuso a Colombia.

La extradición a Colombia de Mancuso se frustró porque Colombia la tramitó con base en una orden de captura que está vencida.

Ante la inminente libertad del paramilitar preso en Estados Unidos por Narcotráfico crece la posibilidad de que sea deportado a Italia (donde tiene nacionalidad) y no regrese al país a responder por miles de crímenes cometidos por las autodefensas.

Publicidad