La Fiscalía formuló imputación a los exgobernadores del Meta, Darío Vásquez Sánchez (2008 – 2011) y Alan Edmundo Jara Urzola (2012-2015), por presuntas irregularidades en el trámite, celebración y liquidación de las obras de remodelación de un colegio internado en el Parque Nacional Natural Tinigua, La Macarena.

El fiscal delegado ante la Corte Suprema de Justicia, imputó a los exfuncionarios los delitos de contrato sin cumplimiento de requisitos legales y daños en los recursos naturales agravado. Los cargos no fueron aceptados.

 

Le puede interesar: Expolicía Derek Chauvin, culpable de matar a George Floyd

 

Según la Fiscalía, los hechos materia de investigación iniciaron en el 2010, durante el periodo del entonces gobernador, Darío Vásquez, cuando el Instituto del Desarrollo del Meta se tramitó y celebró el contrato No. 081 de 2011 para el mejoramiento de la Institución Educativa Nuestra Señora de La Macarena.

 

El citado contrato que contenía el Proyecto No. 641 de 2010, cuyo valor superó los 4.100 millones de pesos, se habría tramitado y celebrado sin el cumplimiento de una licencia ambiental y otros permisos de ley.

Publicidad

 

Lea también: Crisis por falta de vacunas contra el COVID-19

 

Para la Fiscalía, los exgobernadores, con el presunto incumplimiento de la normatividad contractual y ambiental vigente, incurrieron en grave daño a los recursos naturales en los componentes hídrico, suelo, fauna, y paisaje, ubicados en el Parque Nacional Natural Tinigua.

Por estos hechos, el próximo 3 de mayo, un fiscal imputará a cuatro exfuncionarios de la Gobernación del Meta, adscritos al Instituto de Desarrollo del Meta.