Las autoridades identificaron una encomienda en la que iban a ser transportadas ilegalmente 23 tarántulas con destino a la ciudad de Seúl – Corea del Sur. Las tarántulas, de las especies Xenesthis y Pamphobeteus, se encontraban ocultas en varios frascos camuflados en varias cajas de cereal.

El remitente y destinatario de la encomienda era la misma persona, quien fue identificado como Yan Jin Hyung, ciudadano coreano que pretendía llevar los animales, sin los respectivos permisos que validaran su legalidad.

Las tarántulas fueron detectadas en el aérea de encomiendas internacionales del aeropuerto El Dorado. Al interior de las cajas, funcionarios de la Secretaría de Ambiente también detectaron varios huevos de las tarántulas.

El valor de estos animales en el mercado negro puede alcanzar los 200 dólares por unidad.

Este es el tercer caso de animales silvestres que iban a ser comercializados ilegalmente, mediante la modalidad de encomienda, en los últimos tres meses en la capital.