Diferentes autoridades lograron realizar la incautación de 2.750 kilos de cocaína en aguas internacionales y la captura de ocho sujetos.

Asimismo, la Policía Nacional, la Agencia Antidrogas D.E.A, Guardacostas de Estados Unidos y la Armada de República Dominicana, incautaron material de guerra en la Alta Guajira.

Información obtenida por la Guardia Costera de Estados Unidos sobre la salida de un cargamento de cocaína desde el pacífico colombiano hacia Norteamérica, permitió el operativo.

Así se logró interceptar una motonave con 1.500 kilos de cocaína tripulada por 4 personas, entre ellos 3 colombianos y 1 ecuatoriano cerca a la isla de Malpelo, específicamente a 144 millas náuticas.

En un segundo operativo, mediante proceso investigativo de la Policía de Antinarcóticos de Colombia, se estableció el punto de salida de un cargamento de 750 kilos droga que había salido desde un sector conocido como Puerto Inglés, en el departamento de La Guajira.

En un tercer operativo similar, desarrollado en aguas del Caribe a 76 millas náuticas de la isla de Aruba, permitió que tres personas que se transportaban en una lancha rápida no continuaran con su objetivo de entregar 500 kilos de clorhidrato de cocaína hacia EE.UU.

La tripulación al ver el cerco de las autoridades, que por agua y aire interceptaron la embarcación, decide arrojar la sustancia al mar.

El cuarto operativo llevado a cabo gracias la información suministrada a la Línea 167, permitió la ubicación de una lancha rápida con material de guerra en el sector de Puerto Cañón, en el departamento de La Guajira.

Dicho material de guerra estaba compuesto por 8 fusiles, 16 proveedores y 475 cartuchos de calibre 7.62 milímetros.