Las autoridades colombianas, en coordinación con la Agencia Antidrogas (DEA) y autoridades extranjeras, adelantaron acciones contra redes narcotraficantes que permitieron incautar más de cuatro toneladas de cocaína y capturar a tres ciudadanos colombianos.

En la operación se intervinieron rutas y puntos de acopio, así como la incautación de dos semisumergibles en aguas guatemaltecas donde se encontraba el alijo de droga.

En una de las embarcaciones, guardacostas de Guatemala encontraron 2.223 kilos de cocaína y capturaron a tres integrantes de la organización narcotraficante, encargados del funcionamiento y navegación de la embarcación.

Entre los detenidos se encuentra un hombre conocido como “Capi” quien sería el responsable de llevar el alijo desde el sur de Colombia hasta costas de Guatemala y México.

La otra embarcación fue ubicada por las autoridades centroamericanas al sureste del país cuando surcaba las aguas cargado con 2.478 kilos de cocaína.

Las dos incautaciones suman 4.701 kilos de cocaína, los cargamentos están avaluados en más de 762 millones de pesos.

De acuerdo con la investigación, los cargamentos pertenecían a una red asentada en el Pacifico colombiano que delinque en los departamentos de Nariño, Cauca y Valle del Cauca.