La Policía Nacional, a través de la Dirección de Antinarcóticos, incautó 784 kilos de clorhidrato de cocaína ocultos en contenedores.

La primera operación se desarrolló en la ciudad Barranquilla, donde incautaron 465 kilos de clorhidrato de cocaína, los cuales estaban ocultos en una carga de exportación.

Tras la inspección de un pre-embarque a motonaves de una empresa que pretendía exportar café en un contenedor hacia Siria, se evidenció que los sellos presentaba alteración, lo que generó una alerta.

Al realizar una rigurosa inspección al contendor y la carga, encontraron 19 pacas con 470 paquetes rectangulares con una sustancia pulverulenta de color blanco y olor penetrante característico de estupefacientes.

La segunda incautación se realizó en el puerto marítimo de la ciudad de Santa Marta, tras evidenciar algunas irregularidades en la carga, como el cambio de densidades y otros patrones extraños.

Publicidad

En el procedimiento de control y verificación a un contenedor de frutas, de exportación hacia Amberes, Bélgica, hallaron 319 kilos de clorhidrato de cocaína en paquetes rectangulares envueltos en cinta de varios colores.

El alcaloide incautado estaría avaluado en unos 3.920 millones de pesos en Colombia, pero alcanzaría un valor estimado a los 53 millones de dólares en territorio asiático y europeo; así mismo, se evitó la comercialización de cerca de 1.960.000 dosis.