Las autoridades incautaron en el departamento de Nariño 2,8 toneladas de cocaína que pertenecían a la guerrilla del Ejército de Liberación Nacional (ELN).

La droga fue hallada en dos laboratorios en los que se procesaba coca ubicados en una zona boscosa del municipio de Cumbitara.

Un comunicado de la Fiscalía detalló que se encontraron «2.800 kilogramos de cocaína y otros 600 kilos de pasta base de coca«.

También fueron hallados insumos para procesar la droga ilegal como acetona, ácido clorhídrico, ácido sulfúrico, sosa cáustica y cal, entre otros elementos químicos.

Cada laboratorio estaba compuesto por seis estructuras rústicas que podían albergar hasta 30 personas.

Además, tenía compresores, extractores, calderas, condensadores y hornos, con capacidad para producir hasta cuatro toneladas de cocaína al mes.

Según las investigaciones, los cargamentos salían de esa zona boscosa hacia la frontera con Ecuador, desde allí hasta las costas del Pacífico y, posteriormente, hacia Centroamérica en lanchas rápidas.

La operación fue desarrollada por el Ejército, la Policía y el Cuerpo Técnico de Investigación de la Fiscalía (CTI), con el apoyo de la Agencia Antidrogas Estadounidense (DEA).

Publicidad

Según el Gobierno, en 2020 fueron incautadas más de 498 toneladas de cocaína, un 17 % más que en el mismo periodo de 2019.