Un duro golpe a las estructuras financieras del GAO Clan del Golfo fue propinado en las últimas horas por autoridades de Colombia, Panamá y Estados Unidos, al ubicar un depósito ilegal con 5,4 toneladas de clorhidrato de cocaína en el sector Ciénaga Limón, Chocó, listos para ser enviados hacia Centroamérica.

Unidades del Servicio Nacional Aeronaval de Panamá –SENAN-, con información de inteligencia de la Armada de Colombia y la Policía Nacional, lograron detectar una embarcación tipo Go Fast, que al notar la presencia de las autoridades panameñas, emprendió la huida por aguas colombianas hacia la desembocadura del río Atrato en el Urabá chocoano, de inmediato se desplegaron medios aeronavales y de superficie en los sectores de Boca Tarena y Ciénaga Limón para adelantar labores de seguimiento y verificación.

 

Le puede interesar: Ecuador declara estado de excepción por variante delta del coronavirus

 

Al lugar también llegaron unidades de la Estación de Guardacostas de Urabá, quienes gracias a su pericia y profesionalismo para desarrollar la inspección detallada en esta zona boscosa del país, lograron ubicar la embarcación sospechosa con 81 costales y otros 147 costales ocultos entre la vegetación, los cuales contenían en su interior 5.463 kilogramos de clorhidrato de cocaína.

Los estupefacientes incautados al parecer serían transportados en varias embarcaciones con destino a Costa Rica, en donde serían distribuidos a través de contaminación de buques con contenedores hacia Norteamérica, Europa y Asia.

Asi pues, se logró evitar el ingreso de más de 185 millones de dólares a las estructuras financieras de este grupo que delinque en la subregión del Golfo de Urabá, producto del tráfico de más de 13 millones de dosis del estupefaciente en los mercados ilegales internacionales.