La Policía Nacional, en coordinación con la Fiscalía General, la DEA y autoridades de Centro y Suramérica, logró la intervención de rutas, puntos de acopio, embarcaciones y tripulación en operaciones conjuntas que dejaron como resultado la incautación de 3.401 kilos de cocaína y la captura de 12 personas. El estupefaciente está avaluado en 25 millones de dólares.

En Costa Rica, la Fuerza Naval y la Policía de ese país, con información aportada desde Colombia ubicaron en altamar un cargamento de 1.123 kilos de clorhidrato de cocaína enviados desde Colombia hacia Centroamérica.

El alijo que era transportado en una lancha pertenecía a una organización delincuencial dedicada al envío de estupefacientes en embarcaciones que son despachadas desde el sur del departamento de Nariño.

Entretanto, el intercambio de información entre los cuerpos de Policía de Colombia y Ecuador permitió ubicar a tres vehículos cuando se desplazaban sobre la vía Alóag – Santo Domingo. Al interior de los automotores las autoridades ecuatorianas hallaron 376 kilos de clorhidrato de cocaína, 325 dólares americanos y seis teléfonos celulares.

En otra acción desarrollada en Ecuador, la Unidad de Investigaciones Antinarcóticos, UIAN, allanó dos inmuebles ubicados en zona costera donde los narcotraficantes ocultaban 1.084 kilogramos de cocaína envueltos en paquetes, en el operativo dos personas de nacionalidad ecuatoriana fueron capturadas.

Según la investigación, el estupefaciente fue enviado desde Ipiales, Colombia, por rutas terrestres clandestinas hacia Esmeraldas y Manabí, Ecuador, desde allí los narcotraficantes pretendían enviarlas en lanchas rápidas a Centroamérica y Estados Unidos.

Por otro lado, a 200 millas náuticas al sur del puerto de Acajutla, guardacostas de El Salvador incautaron 818 kilos de cocaína y capturaron a los cuatro tripulantes de la embarcación: tres colombianos y un ecuatoriano.