El Ministerio de Defensa aseguró a través de su cuenta en Twitter que el decomiso de la droga se hizo durante dos operaciones desarrolladas por la Armada Nacional con el apoyo de la Policía.

En una primera operación las autoridades decomisaron 5,2 toneladas de la droga en el Urabá, que hace parte del departamento de Antioquia, zona en la que hace presencia el »Clan del Golfo».

Este grupo al margen de la ley es la mayor banda criminal de origen paramilitar del país y surgió tras la desmovilización de las Autodefensas Unidas de Colombia (AUC), en 2006.

Según la Armada, la droga estaba empaquetada en 5.229 bloques que se camuflaron dentro de cajas de banano que serían enviadas a Europa en contenedores.

«La cocaína incautada pertenecía a Clan del Golfo quienes pretendían sacar el contenedor a bordo de un buque de bandera de Chipre y aprovechando sus contactos en varios puertos de Europa la iban a comercializar inicialmente en Bélgica y de allí la enviarían al resto de Europa», agregó la Armada en un comunicado.

Por otra parte, en Tumaco, municipio del departamento de Nariño, fronterizo con Ecuador, la Armada Nacional decomisó más de una tonelada de cocaína, de acuerdo a información del Ministerio de Defensa, que no especificó exactamente la cifra.

En 2016, los cultivos ilícitos en el país alcanzaron la cifra récord de 188.000 hectáreas, con una producción potencial de cocaína de 710 toneladas métricas, según la Casa Blanca.

El pasado 23 de octubre, la agencia para la Administración y el Control de Drogas de Estados Unidos (DEA), informó que el consumo de cocaína proveniente de Colombia aumentó «significativamente» en los últimos años.