En las últimas horas, unidades de la Armada de Colombia, en una operación conjunta con el Ejército Nacional, la Fuerza Aérea Colombiana e interinstitucional con la Fiscalía General de la Nación, lograron la incautación de un cargamento de cocaína.

La droga, se encontraba a bordo de un semisumergible tipo LPV (Embarcación de Bajo Perfil por sus siglas en inglés) en aguas del río Micay, zona limítrofe entre los departamentos de Valle del Cauca y Cauca.

Publicidad

La oportuna información de inteligencia militar permitió que Unidades de la Armada de Colombia y el Ejército Nacional ubicaran una embarcación tipo semisumergible que se encontraba en su fase final de construcción, a la cual, ya le habían cargado clorhidrato de cocaína.

“Hoy con esta operación conjunta se demuestra un gran resultado. El Comando contra el Narcotráfico y Amenazas Transnacionales (CONAT), hace historia y hará historia este año en la lucha contra el narcotráfico”, señaló el ministro de Defensa, Diego Molano.

Añadió, “este es un resultado ejemplo para los demás miembros del CONAT en Colombia. Muchas gracias por su dedicación”, manifestó el ministro de Defensa, a su paso por el Puerto de Buenaventura donde presidió un consejo de seguridad con la cúpula militar y de Policía y autoridades locales y regionales.

De acuerdo a las investigaciones, este cargamento pertenecería a organizaciones criminales al servicio del narcotráfico internacional y a la Estructura 30 “Rafael Aguilera” del Grupo Armado Organizado residual.

Estos grupos estaban concentrando la droga ilícita para posteriormente, trasladarlo a bordo del artefacto ilegal hasta costas de México.

Por su parte, el ministro Molano señaló que la incautación de este semisumergible afectó las finanzas de los Grupos Armados Organizados.

“Quiero felicitar a la Armada de Colombia y por supuesto resaltar la buena coordinación que se hizo con la Fiscalía General de la Nación, porque son resultados concretos de que estamos luchando con los actores del narcotráfico”, indicó el ministro.

La motonave fue trasladada hasta el muelle de Señalización Marítima del Pacífico en Buenaventura para ser inspeccionada.

Durante la verificación fueron encontrados en su interior 402 paquetes distribuidos en 14 costales con una sustancia estupefaciente a la cual se le realizó la Prueba Inicial Preliminar Homologada (PIPH) dando positivo para clorhidrato de cocaína con un peso neto de 402 kg.

Este cargamento tendría un valor aproximado en el mercado ilegal internacional de 13.547.400 de dólares

Con su incautación se evitó que más un millón de personas, en especial jóvenes, tuvieran acceso a una dosis de cocaína. El material incautado será puesto a disposición de las autoridades competentes.

Este tipo de artefactos navales tienen un costo de fabricación entre los 500 mil y 1 millón de dólares, dependiendo de sus características y, pueden transportar hasta 8 toneladas de narcóticos.

La embarcación se convierte en el noveno semisumergible incautado por la Armada de Colombia en el Pacífico durante lo corrido del 2021, y el primero en costas colombianas.