En las últimas horas se presentó un voraz incendio que consumió las instalaciones del hotel Desanto, en el centro de Barranquilla, dejando un saldo de 22 personas heridas.

De acuerdo con las autoridades, del total de las personas lastimadas, 16 corresponden a oficiales de policía y seis más son civiles. Los uniformados estaban en la capital del Atlántico reforzando la seguridad de los conductores que se ha visto gravemente afectada en las últimas semanas.

También puedes leer: Palacio de Justicia: JEP rechaza sometimiento del general (r) Iván Ramírez y vuelve a justicia ordinaria

Se descarta cualquier atentado terrorista, al parecer se generó un corto circuito en una extensión eléctrica”, dijo el teniente César Fonseca de Bomberos de Barranquilla.

En medio de la emergencia y mientras los organismos de socorro intentaban apaciguar el fuego, delincuentes ingresaron y saquearon la caja del lugar y se llevaron otros objetos de valor, sin importar el riesgo que estuvieran tomando.