Un incendio forestal en el parque nacional natural El Tuparro, ubicado en el departamento del Vichada, ha arrasado al menos 1.160 hectáreas de sabana, bosque de sábana y bosque ripario.

Parques Nacionales Naturales de Colombia (PNN) detalló a través de un comunicado que el incendió, del que se desconocen las causas que lo provocaron, comenzó hace más de 48 horas en dos sectores conocidos Cerro Tomas y río Tomo.

Desde entonces los guardaparques están trabajando para apagar el «incendio de cobertura vegetal» con ayuda de bomberos de la región y PNN «mantiene permanente monitoreo con el fin de identificar a tiempo otros focos de calor que se puedan presentar en el área protegida».

Por otra parte, las autoridades también tratan de apagar un incendio en una ciénaga del municipio de Cereté (Córdoba).

La Unidad Nacional para la Gestión del Riesgo de Desastres (UNGRD) informó en sus redes sociales que las autoridades utilizan un helicóptero de la Fuerza Aérea Colombiana (FAC) para tratar de extinguir el fuego.

«La Fuerza Aérea, con apoyo de un helicóptero, trabaja el control y liquidación de incendio presentado en el corregimiento Corralito, en Cereté (Córdoba). Al momento se han realizado 20 descargas desde el inicio de la operación», detalló la UNGRD.

La semana pasada un incendio en los bosques que rodean Caño Cristales, el río de «cinco colores» en el departamento céntrico del Meta, devoró unas 500 hectáreas de vegetación de la Serranía de La Macarena.

El área quemada por el incendio, ya extinguido, aumentó el contador de hectáreas deforestadas del país, pese a la insistencia del Gobierno en que la deforestación es cada vez menor.

A pesar de que en 2018 el Instituto de Hidrología, Meteorología y Estudios Ambientales (IDEAM) contabilizó 197.159 hectáreas deforestadas, un 10 % menos que en 2017, la cifra es todavía alarmante porque en este último se habían registrado niveles máximos, sobre todo en la Amazonía.

La entidad calcula que los Parques Nacionales Naturales perdieron 21.046 hectáreas solo en 2018, con el agravante de que, en esas reservas (que corresponden a más del 12 % de Colombia) está el 32 % de la biodiversidad identificada en el país.