Un grave incendio en la parte alta de la Sierra Nevada de Santa Marta tiene preocupados a las comunidades indígenas y a autoridades locales, pues hay un foco donde el acceso por la ubicación geográfica ha sido difícil de apagar. En otro punto el fuego ya pudo ser controlado. 

Según fuentes oficiales, 50 familias arhuacas se encuentran afectadas por el hecho.

Los nativos no han podido acercarse a sus viviendas porque por la conflagración las temperaturas ascienden hasta los 50 grados. Las ayudas humanitarias para los afectados han llegado en helicóptero, así como las autoridades para evaluar los daños.

Como recomendación se pide no hacer quemas, pues en esta temporada del año los vientos son muy fuertes y facilitan que el fuego se expanda por la vegetación y ponga en peligro a habitantes, flora y fauna.