Se recrudece el conflicto por la invasión de predios en el norte del Cauca, el sector de la caña es el más afectado por los distintos actos de vandalismo, solo hoy se presentaron ataques a tres fincas de la zona.

A través de un comunicado Asocaña, Procaña, la Sociedad de Agricultores y Ganaderos junto a los comités intergremiales del Cauca y Valle denunciaron el incremento de los ataques contra propiedades privadas.

Lea también: Inflación anual de julio llega al 10,21 %, según el Dane

Según los gremios, en los dos últimos meses se han presentado más de 15 afectaciones a terrenos en los municipios de Padilla, Caloto, Guachené y Miranda que incluso ponen en riesgo la integridad de sus trabajadores.

“Al rededor de seis mil doscientas hectáreas, solamente este año, mil doscientas y al rededor cinco mil hectáreas están invadidas, afectadas; hablamos de quema de cultivos, amenazas a los trabajadores. Es un tema muy preocupante porque este año se ha incrementado el número de esos actos violentos”, dijo Edwin Maldonado, director ejecutivo del Comité Intergremial del Valle.

Podría leer: Kishida y Pelosi reafirman cooperación y protestan por los misiles chinos

La Solo hoy, tres bienes tuvieron intento de invasión, entre ellas la Hacienda Japio de la familia Garcés en el norte del Cauca entre Santander de Quilichao y Caloto por parte de cien indígenas, situación que aumenta la tensión y la preocupación a los dirigentes empresariales.

“Es lamentable que se genere este tema que espanta la inversión, que genera incertidumbre en la misma población y acá se está afectando a los trabajadores; solo la industria de la caña genera 50 mil empleos y es el costo más alto que podemos pagar”, sentenció el director Maldonado.

Finalmente, las asociaciones agradecen a la fuerza pública por su actuación en la protección de la propiedad privada, pero piden intervención urgente del Estado colombiano para solucionar cuanto antes el conflicto.