Un indígena de 14 años de edad murió en las últimas horas por una ‘bala perdida’ por combates entre grupos armados ocurridos en el departamento del Cauca, informó la Oficina de la Alta Comisionada de la ONU para los Derechos Humanos en Colombia.

“Lamentamos que hoy un niño de 14 años del pueblo indígena Nasa murió al ser herido por una bala perdida en medio de los combates que siguen librándose en el norte del Cauca”, indicó el organismo en su cuenta de Twitter.

Al mismo tiempo expresó su “preocupación por los hechos violentos que siguen ocurriendo en Cauca”, por lo que hizo un “llamado a todos los actores armados a respetar los derechos humanos y el Derecho Internacional Humanitario”.

Hasta el momento ninguna autoridad de la región se ha referido a este hecho.

Cerca de 66 miembros del pueblo indígena Nasa, entre ellos 13 de sus autoridades, fueron asesinados el año pasado en el Cauca, reveló en marzo pasado la Oficina de la Alta Comisionada de la ONU para los Derechos Humanos (ACNUDH) en su informe anual para Colombia.

Cauca prácticamente no alcanzó a vivir el acuerdo de paz del Gobierno con las Farc porque tan pronto se desmovilizó esa guerrilla allí surgieron grupos disidentes que se disputan territorios con la guerrilla del Ejército de Liberación Nacional (ELN) y con bandas de narcotraficantes de origen paramilitar.

El pasado martes el Ejército Nacional informó que ocho disidentes de las Farc murieron en una operación realizada en una zona rural del municipio de Argelia.

Los subversivos abatidos hacían parte de la “Columna Móvil Carlos Patiño”, un grupo armado organizado residual que se estaba enfrentando por las rutas del narcotráfico en el Cauca con el frente “José María Becerra” del ELN.