Comunidades ancestrales agremiadas en el movimiento de Autoridades Indígenas del Suroccidente decidieron viajar a Bogotá a apoyar la Minga Nacional.

Son aborígenes de ocho departamentos de los pueblos Misac, Pijao y Nasa los que se desplazan en chivas para llegar a la capital de la República a pedir un debate con el presidente Iván Duque.

Pueblos indígenas que, el pasado mes de septiembre protagonizaron el derribamiento de la estatua de Sebastián de Belalcázar, en Popayán, a esta hora se desplazan por carretera con rumbo a la ciudad de Bogotá, su intención es apoyar la Minga Nacional que pide un debate con el presidente Duque.

“Por la dignificación de los pueblos indígenas, defendemos la paz, el acuerdo de paz, defendemos los territorios, defendemos el derecho a la vida de los pueblos indígenas”, indicó Tata John Eduardo Yalanda, secretario del Resguardo La María.

Se trata del Movimiento de Autoridades Indígenas del Sur Occidente (AISO), que hacen presencia en ocho departamentos los que tomaron la decisión de hacer parte de esta Minga Nacional.

Publicidad

Las chivas que partieron del mítico sector de La María, zona rural de Piendamó, esperan llegar en un número superior a los dos mil al Palacio de los Deportes de Bogotá, donde se encuentran concentrados campesinos, cocaleros, estudiantes e indígenas asociados al CRIC.