La Oficina de Coordinación de Asuntos Humanitarios de Naciones Unidas (OCHA) en Colombia alertó en las últimas horas del desplazamiento de 393 indígenas en el departamento del Chocó, por combates entre grupos armados ilegales.

La organización informó del «desplazamiento masivo de al menos 393 personas (74 familias) de la etnia indígena embera, pertenecientes a las veredas de Nueva Jerusalén y Guayabal del Resguardo Pichicora Chicue-Punto Alegre, hacia la vereda Las Peñitas, en zona rural del municipio de Bojayá».

Bojayá es recordada por la masacre perpetrada el 2 de mayo de 2002 cuando más de 90 civiles murieron dentro de la iglesia del pueblo por la explosión de una pipeta bomba lanzada por miembros de las Farc en medio de combates con un grupo paramilitar.

La OCHA detalló que el primer desplazamiento de 193 personas se produjo el pasado 4 de abril y que los afectados pertenecen a la comunidad de Nueva Jerusalén.

Ese desplazamiento ocurrió «como consecuencia de enfrentamientos entre grupos armados al margen de la ley que se registraban desde el 28 de marzo».

Seguidamente el 7 de abril, otras 200 personas de la comunidad de Guayabal, «se desplazaron hacia la comunidad La Peñita, afectando a cerca de 200 personas (37 familias) por la reactivación de la violencia al interior de esta comunidad».

De acuerdo con el organismo de la ONU, «el accionar de los grupos armados sumado a la amenaza por la presencia de minas antipersonales (MAP), conllevó a su vez al confinamiento de la vereda receptora La Peñita y otras aledañas como Punto Cedro, Wangano, Hoja Blanca, Lana y Nussipurru».

Publicidad

El pasado 5 de abril, indígenas emberas del resguardo Pichicora, en Bojayá, denunciaron que están confinados por enfrentamientos entre la guerrilla del Ejército de Liberación Nacional (ELN) y paramilitares de las Autodefensas Gaitanistas de Colombia (AGC).

«Clamamos atención humanitaria urgente de protección a la vida del pueblo embera que habita en esta región del Chocó», dijo este domingo en un comunicado la Federación de Asociaciones de Cabildos Indígenas del departamento (Fedeorewa).

La información agregó que estos grupos han puesto como escudo humano en la línea de fuego cruzado a la población embera del sector, llevándolos al total confinamiento.

Estos desplazamientos ocurren en medio de la pandemia de coronavirus que deja en Colombia 3.233 contagiados y 144 fallecidos. En el Chocó se ha registrado un caso positivo.

Sin embargo, la preocupación radica en que el Chocó, que es el departamento con mayor índice de pobreza monetaria (58 %) del país según las autoridades, solo tiene seis hospitales de primer nivel (básico) para atender a 30 municipios y uno de segunda categoría (intermedio) para más de 530.000 habitantes.

En marzo pasado la OCHA, que hace seguimiento a las situaciones de violencia y atiende emergencias humanitarias, dijo en un informe bimensual sobre Colombia que en los dos primeros meses de este año 6.731 personas sufrieron desplazamiento forzado en todo el país.