Las 6500 firmas fueron recolectadas, por organizaciones y movimientos indígenas, a través de una plataforma tecnológica en menos de cuatro días.

La presidenta del colectivo José Alvear Restrepo, Jomary Ortegón explicó que “se han sumado, tanto organizaciones de derechos humanos y organizaciones de paz, pero también el movimiento indígena. Un 10 % de magistrados y magistradas de la JEP, que también se sienten indignadas por el tratamiento que se les ha dado en el Senado”.

Las firmas tienen el propósito de eliminar de la Jurisdicción Especial para la Paz  el artículo 104 que eliminaría la participación de los defensores de derechos humanos.

“La ley estatutaria de la JEP, aprobada la semana pasada por el Senado, según la cual no podrían posesionarse como magistrados y magistrados por la JEP, quienes hayan ejercido la labor de defensa de los derechos humanos” indicó Ortegón.

Representantes de la Minga por la JEP, aseguraron  que el artículo en cuestión es inconstitucional.

Ortegón concluyó diciendo que “sería una medida claramente inconstitucional porque la Corte ya se ha pronunciado sobre el régimen de inhabilidades e incompatibilidades sobre magistrados de la JEP”.

También, señalaron que de quedar aprobado el proyecto que cursa en la actualidad estarían estigmatizando a los defensores de derechos humanos.

Jennifer Agudelo – CM&