Centenares de indígenas se concentraron desde este lunes en Cali a la espera de un diálogo con el Gobierno para exigir el cumplimiento de compromisos pactados y en defensa de la vida y de sus tierras, al denunciar que son víctimas constantes de la violencia de grupos armados ilegales.

Los representantes de esas comunidades llegaron en caravanas de «chivas» (autobuses) y se instalaron en el Coliseo del Pueblo a la espera de una respuesta del Gobierno a su solicitud de tratar «temas estructurales» de su lucha social.

Ermes Pete consejero mayor del CRIC indicó que «nos están matando y culturalmente nos están invadiendo».

Vea también: J&J detiene ensayos de vacuna contra la COVID-19 por aparición de una «enfermedad inexplicable»

Los indígenas exigían que el presidente Iván Duque, se reuniera con ellos, pero el mandatario envió una comisión de alto nivel y con poder de decisión conformada por varios ministros y otros altos funcionarios que viajaron desde Bogotá este mismo lunes.

La «minga» de los indígenas es para «decirle al Gobierno colombiano que tenemos un diálogo pendiente», dijo la consejera de la Organización Nacional Indígena de Colombia (ONIC), Aida Quilcué.

Publicidad

Los indígenas comenzaron a reunirse el sábado en la población de Caldono, en el departamento del Cauca, y ya están en Cali, con la intención de iniciar una caminata hacia Bogotá si el Gobierno no atiende sus peticiones.

Así pues, la titular del Ministerio del Interior, Alicia Arango, encabezó la delegación del Gobierno que viajó a Cali para reunirse con los indígenas.

Delegación de la que también hacen parte los ministros de Ciencia, Tecnología e Innovación, Mabel Torres, y Salud, Fernando Ruiz; el alto comisionado para la Paz, Miguel Ceballos, y el alto consejero para el Posconflicto, Emilio Archila, entre otros funcionarios.

En video: Taxista amenaza con tirarle el carro a ciclista en Medellín y piden sanciones

«El trabajo en equipo y la concertación con las comunidades indígenas ha sido fundamental en muchos de los acuerdos que se han logrado», dijo Arango.

Entretanto, el alcalde de Cali, Jorge Iván Ospina firmó un pacto por la vida para que garanticen cuidados necesarios y prevengan más contagios por COVID-19.

«La intención es que esta visita se adelante en bioseguridad, paz y respeto a la protesta social, estarán dos días esperando al Gobierno» dijo Ospina.

Por su parte la secretaria de Salud, Miyerlandi Torres informó que estarán dispuestas dos unidades móviles de salud las 24 horas, mientras la comunidad permanezca en el coliseo, para atender cualquier tipo de requerimiento.

“Estas unidades están dotadas con todo el personal humano, técnico y de recursos para responder a cualquier situación que se pueda presentar”, indicó la funcionaria.