Hay indignación y tristeza entre los habitantes de un barrio del occidente de Medellín en donde se presentó un envenenamiento masivo de perros, seis murieron en menos de una semana.

Ana Belén, una perrita criolla que pasaba sus tardes en el parque de los colores en el occidente de Medellín junto a otros perros, fue envenenada junto a sus amigos luego de consumir comida arrojada por alguien de manera intencional para asesinarlos.

“Muy horrible, tenemos que tener corazón, las mascotas nos dan el amor incondicional y uno como puede ser tan indolente”, manifestó Franco Amaya, dueño de mascota.

“Es el colmo, el crimen más grande, estos animales que son indefensos, eso debe dar cárcel”, señaló Margarita Molina, habitante del sector.

Se encontró parte de la carne con veneno que comieron. Todos los animales fueron llevados al centro veterinario pero llegaron sin signos vitales.

“En la casa habían presentado vómitos, convulsiones, euforias, uno lo llevamos al hospital pero al final falleció”, explicó Santiago Echeverri, médico veterinario.

Hay salchichón con veneno que está en toxicología. Sus amos y comunidad conmocionados pusieron avisos alertan sobre el riesgo.

Publicidad

“Muy triste, muy desconsolador que uno no pueda salir porque tiene que estar precavido”, aseguró Daniela Rodríguez, dueña de mascota.

La Policía Metropolitana inició la investigación para determinar quién asesinó a las mascotas, pues se presume que 12 parques más están contaminados.