El presidente de la República, Iván Duque, recibió sin sorpresa el informe de Naciones Unidas según el cual en Colombia hay más de 171.000 hectáreas de cultivos ilícitos.

El mandatario dijo que es un tema que ha planteado él desde hace varios años, sobre el peligroso crecimiento exponencial de esos cultivos ilícitos y aseguró que este informe de la ONU será determinante para la actitud que tendrá en los próximos cuatro años, de reducir al menos en 70 % estos cultivos ilícitos.

“Este informe, al igual que los que han venido presentando el gobierno de los Estados Unidos, muestran la alerta que desde hacía tiempo veníamos planteándole al país y nos compromete para que esta estrategia integral sea contundente, porque no queremos que la economía ilícita del narcotráfico le siga haciendo más daño a Colombia”, sostuvo el primer mandatario.

“Vamos a tener una actitud determinante, motivada e invitando a que todo el país se sume en esta causa”, agregó.

Duque, al terminar un consejo de seguridad que se desarrolló en la sede de la Policía en Bogotá, dijo que su Gobierno mantiene la firmeza para contrarrestar la acción de grupos delictivos como el que lidera alias “Guacho”, en el suroccidente de país.