La Procuraduría General de la Nación destituyó e inhabilitó por 10 años a la excongresista Aída Merlano por compra de votos.

El Ministerio Público calificó la falta como gravísima.

La exparlamentaria se fugó el 2 de octubre de 2019 en un consultorio médico en Bogotá, cuando fue trasladada desde la cárcel El Buen Pastor y cumplía una condena de 15 años prisión.