La Alcaldía de Cartagena destituyó e inhabilitó por diez años a un profesor que encerró a una alumna menor de edad en el laboratorio de un colegio y tocó sus partes íntimas. Este hombre permanece en la cárcel por el hecho.

Se trata de Rafael Miranda, profesor de física de la Institución Educativa Ambientalista que fue denunciado por la madre de una estudiante de 15 años, por aprovecharse de su condición de docente y someter a su hija.

Frente a este hecho, la oficina asesora de control disciplinario del Distrito profirió fallo sancionatorio tras incurrir en el delito de acceso carnal violento en grado de tentativa. 

Entre tanto, la madre de la menor de edad cuenta que su hija ya no es la misma.

«Nos dañó a todos. Ya mi hija no es la misma de antes, aquella hija espontánea, ahora es cohibida», dijo Grey Vergara.