La Procuraduría sancionó con destitución e inhabilidad para ejercer cargos públicos por 20 años a los patrulleros de la Policía Harby Damián Rodríguez y Juan Camilo Lloreda, señalados de participar en la muerte de Javier Ordóñez.

El Ministerio Público estableció que los uniformados incurrieron en cargos de homicidio y abuso de autoridad, en hechos calificados por la entidad como faltas gravísimas.

Vea también: Se desploma techo de una bodega y deja varios heridos en Itagüí, Antioquia

También señaló que los patrulleros deshonraron a la Policía, al no proteger la vida de Javier Ordóñez, y contrario a sus funciones golpearlo “brutalmente”.

La entidad también aseguró que los uniformados alteraron las actas sobre el procedimiento para hacer creer a sus superiores y a las autoridades, que Ordóñez había tenido una riña, lo cual sería falso, según la Procuraduría.