Los patrulleros de la Policía Harby Damián Rodríguez Díaz y Juan Camilo Lloreda Cubillos asistieron de forma virtual, desde la cárcel de Facatativá, a la audiencia en la que inició su juicio por los hechos que rodearon la muerte del abogado Javier Ordóñez, quien falleció tras un procedimiento policial.

En la audiencia, la Procuraduría los acusó por homicidio y abuso de autoridad, y por estos hechos podrían quedar inhabilitados para ocupar cargos públicos por más de 20 años, si son responsabilizados disciplinariamente.

“No tiene ninguna justificación que el funcionario investigado realizara de forma repetidas golpes al señor Javier Ordóñez que en paz descanse”, señaló el Ministerio Público.

La Procuraduría en su acusación dijo que los patrulleros sabían que abusaron de su autoridad durante el procedimiento, dado que llevaban más de 11 años en la institución, y fueron instruidos para atender este tipo de casos.

En la audiencia la Procuraduría también anunció que investigará a los superiores de los patrulleros, quienes tenían que realizar una acción de supervisión y control de los uniformados.