Las delegaciones negociadoras del Gobierno y de la guerrilla ELN reanudarán en Quito su diálogo de paz, dos meses después que fuera suspendido por decisión del presidente Juan Manuel Santos, tras una oleada de atentados perpetrada por este grupo armado.

En un ambiente cordial inició el nuevo ciclo de trabajo en la hacienda Cashapamba, en el este de la capital ecuatoriana, que ha sido la sede de las conversaciones, desde donde confirmaron que adelantarán reuniones por nueve semanas, es decir hasta el 18 de mayo, una semana antes de las elecciones presidenciales.

Las partes emitieron un comunicado conjunto donde confirmaron que los puntos a tratar serán; participación de la sociedad en la construcción de la paz, la evaluación del Cese al Fuego Bilateral, Temporal y Nacional que culminó el 9 de enero de este año y la construcción de un acuerdo hacia un nuevo cese.

Igualmente, buscan propiciar “un acuerdo humanitario en el Chocó”, para avanzar en una primera exploración de desminado.

Finalmente, agradecieron a «los países garantes del proceso, Brasil, Chile, Cuba, Noruega, Venezuela y especialmente a la República del Ecuador país anfitrión de este quinto ciclo».