La Unidad para las Víctimas anunció que se unirá a la conmemoración y homenaje a los ciudadanos desaparecidos, mientras se dictan medidas para su localización e identificación.

“La memoria histórica de las víctimas del conflicto colombiano desaparecidas forzadamente será objeto de conmemoración la última semana de mayo, en el marco de la Semana de los Detenidos – Desaparecidos, y el treinta (30) de agosto, Día Internacional de los Desaparecidos”, dice el artículo 14 de Ley 1408 de 2010, el cual avala esta festividad.

Del mismo modo, el homenaje también ofrece ayuda psicológica a los familiares de esas víctimas, las cuales han padecido un duelo prolongado generados por la extendida ausencia de sus seres queridos, además de la incertidumbre que no da tregua sobre las causas y conocer que sucedió.

Ramón Rodríguez Andrade, director general de la Unidad para las Víctimas, es la persona encargada de adelantar estas tareas de ayuda psicosocial, que tiene como finalidad mitigar el impacto emocional de las familias y garantiza a las mismas los procesos de búsqueda y entrega.

También puedes leer: Colombianos en Auckland, Nueva Zelanda, ya ejercen su derecho al voto para elegir Presidente

Dentro del paquete de ayudas conocidos están subsidios económico para solventar gastos funerarios; desplazamientos, hospedaje y alimentación, entre otros.

El dato del Registro Único de Víctimas (RUV) es preocupante: a la fecha, hay 50.634 víctimas directas y 138.045 indirectas.

De acuerdo con los reportes del Observatorio de la entidad, Antioquia es el departamento con el mayor número de desplazados de manera forzada con 24 %; seguido del Meta con 8 %; Valle del Cauca con 4,8 %; Cesar con 4,3 % y Caquetá con 4,2 %.