En la Fundación Cardiovascular de Colombia, en Florida Blanca, Santander, se aplicó la primera dosis de la vacuna contra el COVID-19 a uno de los 10 mil colombianos que se inscribieron para probar su efectividad. La primera vacuna se aplicó a las 8:00 a.m. a un hombre de 50 años.

Este miércoles se aplicarían 18 vacunas, de las cuales la mitad recibirán un placebo y a la otra mitad la vacuna real. En la primera fase del estudio se planea incluir cerca de 500 voluntarios.

“La vacuna se aplica en la parte superior del brazo, es una vacuna intramuscular, como se aplica la mayoría de las vacunas”, afirmó Federico Silva, neurólogo, epidemiólogo clínico y director de la Unidad de Estudios Clínicos.

Vea también: Biden cree que el próximo debate no debe celebrarse si Trump sigue enfermo

Por otro lado, los voluntarios son personas mayores de 18 años quienes no hayan presentado COVID-19. Las personas que hacen parte de este proceso tendrán un seguimiento de dos años para evaluar la efectividad de la vacuna o cualquier otro tipo de reacción.

Así pues, los síntomas que pueden experimentar tras la aplicación de la vacuna son dolor de cabeza, mareo, fiebre y otros síntomas relacionados con malestar general.

“Lo más importante de un estudio clínico de esta categoría es el cuidado de los voluntarios, por eso hemos extremado todas las medidas de precaución para asegurar que estas personas se encuentran en buen estado de salud”, afirmó el profesional.