El gobernador suspendido de Antioquia, Aníbal Gaviria, se pronunció este lunes sobre la orden de captura en su contra.

Fueron tres los calificativos que Aníbal Gaviria, gobernador de Antioquia suspendido, usó para la orden de captura en su contra dada por el fiscal general de la nación Francisco Barbosa.

Desde su vivienda, el mandatario fue enfático al decir que no firmó los contratos para las obras de mejoramiento de la Troncal de la Paz pero que da fe que era necesaria y que sus funcionarios actuaron bajo la ley.

“Tengo absoluta tranquilidad en mi conciencia, pues he obrado siempre con transparencia y rectitud, esa tranquilidad no me la quita nada ni nadie”, aseguró el gobernador suspendido de Antioquia.

Finalmente dijo que acudirá a otras instancias para resolver su situación jurídica.

“Acudiré para hacer valer mis derechos, por lo cual, hoy radicaré una solicitud de revisión contra la medida de aseguramiento para que sea la Corte Suprema de Justicia la que declare su nulidad, según lo que señala el artículo 392 de la Ley 600, no dudo, prevalecerá la justicia”, afirmo Gaviria.

Este fin de semana se posesionó como gobernador encargado de Antioquia, Luis Fernando Suárez, quien se desempeñaba como secretario de Gobierno del departamento.

Vea la nota en video