En Antioquia, un menor de ocho años secuestrado por su padrastro, fue rescatado por agentes del Gaula de la Policía.

Según cuenta la mamá del pequeño, su expareja se llevó al niño con engaños y amenazó con hacerle daño si no cumplía con un capricho.

Él me pidió permiso para pasar el fin de semana con el niño, cuando llegó el momento de devolver al niño me dijo que ya no me lo iba a entregar… Que para entregarlo tenía que volver a vivir con él”, revela la madre del menor.

El hombre se llevó al menor hasta Palmira, en Valle del Cauca y, en varias oportunidades, le dijo a la madre que no lo volvería a ver.

“Lo que me dijo fue que yo no iba a volver a ver al niño. Que si algo le pasaba que yo iba a ser la responsable”, confiesa la madre.

Durante 10 días la mujer vivió un calvario sin saber noticias del niño y decidió interponer la denuncia. Investigadores lograron establecer que el hombre viajó con su hijastro hacia Medellín.

“Es allí donde en coordinación con la Fiscalía General de la Nación se estableció que el menor fue llevado al departamento del Valle y luego Antioquia y se logra el rescate del mismo y la captura del padrastro”, declaró Adrián Ramos, jefe regional de Antisecuestro y Antiextorsión de la Policía.

El niño ya se encuentra con su madre y el detenido debe comparecer ante un juez por el delito de secuestro simple.