La Consejera Presidencial para los Derechos Humanos, Nancy Patricia Gutiérrez, rechazó enfáticamente toda amenaza y estigmatización contra las lideresas de la Instancia Especial de Mujeres para el Enfoque de Género en la Paz por parte de criminales.

“Las amenazas son la forma de agresión que más se utiliza como estrategia violenta para mitigar su ejercicio de participación. Por eso, desde el Gobierno Nacional, repudiamos todo tipo de amenazas, señalamientos o cualquier otra forma de coerción a las lideresas sociales, comunales y defensoras de los derechos humanos”, destacó Gutiérrez.

A diferencia de las amenazas que reciben los líderes o defensores, cuando estas son dirigidas a mujeres lideresas o defensoras de derechos humanos suelen reproducir estereotipos sexistas y discriminatorios e, incluso, pueden contener mensajes de amenaza de violencia sexual contra ellas o sus familiares.

Para la Consejera Nancy Patricia Gutiérrez, “las amenazas funcionan como mecanismo de control violento, que desafortunadamente puede ser muy efectivo, pues a través del miedo lleva a apagar las iniciativas de las defensoras, que bajan su perfil o se silencian para proteger sus vidas, las de sus familias y las de las personas que hacen parte de sus procesos”.

Publicidad

Este tipo de agresión también tiene graves consecuencias en el trabajo de las lideresas y defensoras y en el de sus organizaciones, que son un canal para la denuncia de hechos que atentan contra los derechos humanos en los territorios.

La consejera propuso la conformación de un comité temporal para la revisión de casos de amenazadas pertenecientes a la Instancia Especial de Mujeres para el Enfoque de Género en la Paz.

Este comité deberá estar conformado también por el Ministerio del Interior, la Unidad Nacional de Protección, la Consejería para la Equidad de la Mujer y la Fiscalía General de la Nación. Además, se invitará a participar a la comunidad internacional y a la Defensoría del Pueblo.