NotiCentro1 CM& conoció detalles de al menos dos denuncias de abuso sexual que involucrarían directamente a un uniformado de la Policía Nacional.

Se trataría del intendente Walter Javier Martínez Melo, quien se desempeñaba como comandante jefe de todas las auxiliares del municipio de Soacha, Cundinamarca.

 

Te puede interesar: Duque pide a EE. UU. que declare a Venezuela país promotor del terrorismo

 

La mamá de una de las víctimas denunció los presuntos vejámenes a los que su hija habría sido sometida.

El intendente habría obligado a otros dos auxiliares para que robaran el celular de la víctima, pues la joven ya había grabado al intendente cuando la acosaba.

Esta mujer quien se atreve a denunciar los actos sexuales a los que su hija de 18 años fue sometida el pasado 12 de julio hace un llamado a otras jóvenes que también serían víctimas del uniformado, pues por posibles represalias temen denunciar.

 

Lea también: Anticuerpos de vacuna Sinovac se disipan a los 6 meses: estudio

 

El sueño de la joven era ser patrullera de la Policía, por lo que recién salió del colegio se inscribió en la institución donde fue aceptada, un sueño que solo le duró 5 meses ante los abusos cometidos por su superior.

Con una incapacidad de 9 días la víctima de abuso se recupera física y mentalmente en su hogar, tanto ella como su familia temen que al volver a su trabajo sean señaladas o que se tomen represalias por la valentía de denunciar.