El Instituto Colombiano Agropecuario (ICA) junto con la Asociación de Bananeros de Colombia (Augura), extendieron las medidas de control y prevención para la protección de las plantaciones de plátano y banano en Magdalena y el Urabá, tras la alerta temprana por síntomas de la posible presencia del hongo Fusarium R4T en cultivos de La Guajira.

Augura confirmó que “ningún predio en la zona de Magdalena o el Urabá ha presentado la sintomatología de esta enfermedad”.

Por su parte, el ICA a partir de la sospecha que se presentó el pasado 17 de junio, ha ejecutado el protocolo de diagnóstico y, a la fecha, “se esperan los resultados de las pruebas complementarias confirmatorias, que permitan identificar con certeza el agente causal de la marchitez, reportada en cultivos de banano en La Guajira”.

Asimismo, fue instalado un Puesto de Mando Unificado que valida, complementa e impulsa las acciones de contención y prevención en el país.

Según la gerente general del ICA, Deyanira Barrero, “se ha venido actuando con toda la celeridad y la diligencia para el manejo de esta sospecha en la zona de la afectación y en el resto del país en donde hay siembras de banano o plátano. Estamos esperando resultados de pruebas de diagnóstico del agente patógeno, el cual toma cerca de 30 días entre las pruebas confirmatorias y complementarias”.

Asimismo, la funcionario confirmó que “esta enfermedad no tiene ningún efecto en la salud pública y por lo tanto se puede consumir la fruta con tranquilidad”. También agregó que los mercados internacionales de banano no se verán afectados por cuenta de esta situación sanitaria.