Juan José Valencia, un joven de 26 años de edad, forcejeaba con los policías que lo requisaban, pero al intentar evadir el control recibió un disparo en una de sus extremidades inferiores bajo la mirada impotente y los gritos de temor de los demás habitantes de Pradera, Valle del Cauca.

“Tenía una plata porque iba a comprar algo, ahí le metieron la mano y al no dejarse quitar la plata lo tiran para allá. Lo golpean, al no dejarse pegar de ellos, cuando el policía le disparó”, describe Yuliana Jiménez, esposa de la víctima, con respecto al desarrollo del suceso.

Valencia fue trasladado al Hospital Universitario del Valle en Cali por la gravedad de la herida. Su familia clama por justicia y rechaza que algunos integrantes de la institución le aseguren que estará en calidad de detenido: “Reclamo y pido justicia por todo lo que están haciendo con nosotros, la verdad es esa, exige Jiménez.

Entretanto, el coronel Ever Gómez, comandante de la Policía del departamento, anunció la apertura de una investigación preliminar, sin entregar mayores detalles sobre lo ocurrido.