Aunque las autoridades reportaron buen comportamiento de los caleños, durante la Semana Santa tuvieron que intervenir 115 fiestas. En uno de los establecimientos había 150 personas sin condiciones de bioseguridad.

Había toque de queda entre las 10:00 p.m. y las 5:00 a.m, pero algunas personas no lo respetaron, durante esta semana hubo 1.898 riñas y 734 denuncias por alteración a la tranquilidad.

Lea también: Bogotá vuelve a alerta naranja ante aumento acelerado de casos de COVID

En una de las intervenciones descubrieron a 150 personas aglomeradas y departiendo en una discoteca del norte de Cali.

Por otra parte, en el municipio de Calima El Darién, las autoridades encontraron 10 fiestas.

Lea también: Más de 7,6 millones de vehículos se movilizaron en el país durante la Semana Santa

En este mismo destino turístico del Valle, una persona de 19 años murió al sumergirse en una zona no apta para bañistas del lago Calima.