Como una acción de coacción política por parte del Clan del Golfo han denominado los integrantes de la Farc en el Chocó, un atentado que habría sufrido su sede en Quibdó, el pasado miércoles 24 de enero.

El consejero del partido político de la Farc, Antonio Chon dijo que “la lectura es que hay un plan orquestado para la eliminación de manera sistemática, física, de nuestros excombatintes”.

Por su parte, la Policía Nacional segura que se trató de un hecho aislado de la delincuencia común y no de un atentado por razones políticas.

Publicidad

El comandante de la Policía, Jhon Milton Arévalo explicó que “fue un hecho cometido por dos jóvenes que ya están referenciados, también en la comisión de otros hechos como delincuentes comunes”.

Ante los recientes ataques, el partido de la Fuerza Alternativa Revolucionaria del Común, Farc, pidió más garantías. Señaló que en menos de una semana han sido víctimas de 4 acciones violentas.