La Procuraduría suspendió por tres meses al alcalde de Tierralta, Córdoba, Daniel Montero, por presuntamente suscribir una serie de contratos de forma irregular, para enfrentar la emergencia generada por el coronavirus.

No obstante, el ministerio público adelanta 70 investigaciones en otras alcaldías por este tipo de anomalías, y por el momento ya son tres mandatarios sancionados provisionalmente.

De acuerdo con el la Procuraduría, el alcalde Montero suscribió una serie de contratos por más de $750 millones, en los cuales se detectaron varias inconsistencias como: irregularidades en la selección del contratista,  presuntos sobrecostos en la adquisición de más de 10 mil mercados, y anomalías en las bases de datos de las personas que serían beneficiadas.

Ante las múltiples irregularidades el mandatario fue apartado del cargo por tres meses mientras avanza la investigación en su contra.

Pero el alcalde no es el único mandatario en la mira de la Procuraduría, dado que en 55 municipios del país se adelantan 70 indagaciones por el uso, al parecer, inadecuado de los recursos para atender la crisis.

Así mismo, en 14 gobernaciones se adelantan más de 24 investigaciones. Los procesos se adelantan en las regiones de: San Andrés, La Guajira, Atlántico, Cesar, Sucre, Arauca, Casanare, Vaupés, Valle del Cauca, Quindío, Risaralda, Tolima, Magdalena, y Chocó.