El cuerpo de la subteniente de la Policía Nacional, Katherine Niño Rojas de 24 años de edad, fue encontrado en su vivienda. Las causas que la llevaron a quitarse la vida con su arma de dotación son investigadas por las distintas autoridades en el departamento del Valle.

Jesús Antonio García, secretario de Seguridad del Valle, afirmó que era «una uniformada de la Policía que estaba cumpliendo funciones en Alcalá, parece ser que la muerte obedeció a un suicidio».

El hecho fue lamentado, toda vez que la uniformada era destacada por su trabajo con la comunidad y contaba además con 15 felicitaciones en su hoja de vida.

«Era una persona que disfrutaba de un aprecio de los superiores en toda la institución, es lamentable, era una persona joven, soltera y profesional», agregó el funcionario.

La comandante de estación era oriunda de Boyacá y llevaba seis años de servicio en la Policía.