Tras varias denuncias ciudadanas, la Gobernación del Valle remitió a la Fiscalía las pruebas de las irregularidades en la venta de estampillas no oficiales para el registro de diplomas de educación por fuera de los sitios permitidos.

Marleny Victoria Llanos, directora (e) de la Unidad de Rentas del Valle confirmó que «se estaban adulterando las estampillas para cualquier documento. Fue para diplomas de registro del área de la salud».

Según averiguaciones, seis funcionarios estarían involucrados por eso analizan cada una de las denuncias para identificar si hay más personal participando en el fraude a los recursos del departamento.

“Nosotros tenemos que tomar nuestros correctivos y hacer las auditorías, estar atentos y control a esta situación por qué se presentó en la gobernación como en otros sitios», indicó Llanos.

Asimismo, intentan determinar si también hubo irregularidades sobre los pagos y liquidaciones de estampillas por otros conceptos.