El Instituto para la Vigilancia de Medicamentos y Alimentos (Invima) dio vía libre a las pruebas controladas para el tratamiento de pacientes con COVID-19. En el marco del programa internacional «Solidaridad».

La entidad se suma a los esfuerzos de la OMS para buscar alternativas que permitan encontrar rápidamente tratamientos para enfermos de coronavirus.

En un comunicado, el Invima señala que «el ensayo clínico Solidaridad”, tiene como objetivo evaluar la seguridad y eficacia de cuatro posibles tratamientos para el COVID-19; incluirá la participación de alrededor de 4.000 pacientes en 25 países del mundo».

El desarrollo de este tipo de iniciativas en el país es de gran importancia ya que permite llevar a cabo procesos de evaluación sustentados en la independencia, imparcialidad y objetividad frente a los datos clínicos necesarios para determinar la viabilidad de posibles alternativas terapéuticas para el tratamiento de enfermedades como el COVID-19.

En el estudio clínico podrán participar las instituciones certificadas en Buenas Prácticas Clínicas (BPC) o aquellas que cuenten con el aval de una entidad certificada siguiendo las disposiciones de la Resolución 730 del 2020.

Las alternativas terapéuticas a probar en el marco del estudio clínico ‘Solidaridad’ son:
1. Remdesivir
2. Lopinavir / Ritonavir
3. Cloroquina e Hidroxicloroquina
4. Interferón beta-1a