El Instituto Nacional de Vigilancia de Medicamentos y Alimentos (Invima), la Policía Fiscal y Aduanera (Polfa) y la Fiscalía, en operativos simultáneos en diferentes ciudades del país lograron el decomiso de más de 85.000 unidades de productos fraudulentos perjudiciales para los colombianos.

En Armenia, las autoridades allanaron en seis tiendas naturistas, 49.697 unidades de productos fraudulentos por un valor aproximado de más de $29 millones en los que se encontraban medicamentos (homeopáticos, fitoterapéuticos), suplementos dietarios, alimentos, los denominados “potenciadores sexuales” y cosméticos.

Algunos de estos productos cuentan con alerta sanitaria emitida por el Invima por considerarse fraudulentos y otros posiblemente, ingresaron de manera ilegal al país provenientes de Estados Unidos, Cuba y Ecuador.

La Policía incautó, en 12 inmuebles en Medellín, 33.257 unidades de medicamentos de alto costo, de uso institucional y dispositivos médicos fraudulentos y adulterados.

Asimismo, fueron capturadas nueve personas vinculadas a la investigación.

Por otra parte, se realizaron seis allanamientos en Calarcá, Pasto y Cartago, donde desarticularon una organización que comercializaba medicamentos de control especial por parte del Fondo Nacional de Estupefacientes como, ketamina, clonazepan, rivotril, entre otros.

En este operativo se incautaron 2.504 unidades de medicamentos y alimentos fraudulentos y adulterados.

El director del Invima, Julio César Aldana, hizo un llamado a la ciudadanía para que denuncien actos irregulares que atenten contra la salud de los colombianos. “No se dejen engañar adquiriendo productos milagrosos que se comercializan a través de plataformas electrónicas como redes sociales y cadenas de WhatsApp”.