El Instituto Nacional de Vigilancia de Medicamentos y Alimentos, Invima, multó a la clínica Laura Daniela de Valledupar por haber suministrado una medicina adulterada a menores de edad.

La multa fue impuesta por la Dirección de Responsabilidad Sanitaria del Invima al encontrar responsable al establecimiento de salud de comercializar y almacenar el medicamento Survanta que les ocasionó la muerte a 16 bebés entre el 2016 y el 2017.

Tanto la clínica Laura Daniela como su gerente tendrán que responder por una multa de 260 mil millones de pesos, es decir, 10 mil salarios mínimos diarios legales vigentes.

Por este mismo caso, la Superintendencia Nacional de Salud ya había sancionado con 468 millones de pesos a la Secretaría de Salud del Cesar por no cumplir con sus obligaciones de inspección y vigilancia.