El director técnico de Medicamentos del Invima, Guillermo José Pérez Blanco, expidió una resolución en la que niega al Ministerio de Salud una petición para que se prolongue a tres meses la aplicación de la segunda dosis de la vacuna de Pfizer contra el COVID-19.

Según las indicaciones iniciales de la misma farmacéutica, la aplicación debe hacerse a los 21 días, pero ante la escasez de vacunas, el Gobierno ha procurado ampliar el tiempo para completar el esquema.

 

Te puede interesar: Colombia registra 33.696.899 vacunas aplicadas contra el COVID-19

 

 

De acuerdo con la recomendación de la Sala Especializada el Invima notificó al Minsalud que no existe evidencia científica suficiente para modificar el intervalo del esquema de vacunación con Pfizer.

El documento plantea que “con base en la información científica disponible la Sala considera que no hay datos clínicos robustos para preferir un intervalo diferente a 21 días para administrar la segunda dosis, el estudio clínico principal utilizó un intervalo de 21 días”.

 

Mira también: Proponen que no vacunados no puedan ingresar a TransMilenio

 

 

La Sala resalta que la información científica disponible aporta datos clínicos robustos para un intervalo de 21 días para administrar la segunda dosis.

No obstante, la misma resolución dice que “en el contexto de la emergencia sanitaria, con base en la información científica actual, la disponibilidad de vacunas, el desarrollo de la campaña de vacunación y el estado de la pandemia, el Ministerio de Salud y Protección Social podrá implementar un intervalo entre 21 y 84 días para administrar la segunda dosis, acorde con los lineamientos técnicos y operativos del plan nacional de vacunación contra el COVID-19”.